En defensa de los “corruptos honrados” 

  Hemos llegado a un momento, en que la generalización es la característica de la política española cuando hablamos de corrupción. Un momento, en el que los multitudinarios casos de corrupción, ocupan más de setenta por ciento de los telediarios. Un momento en el que la desconfianza hacia la clase política, no hace otra cosa que crecer.

Haciendo un ejercicio de reflexión, – que no sea cuando vemos el telediario-,  todos deberíamos ponernos en la piel de un político honrado, fiel a unos principios mediante los cuales su pretexto no es otro que facilitar la vida de la gente a través de la diversidad ideológica. Políticos –que no olvidemos que son personas-, que deciden dedicarse a su vocación, una vocación de servicio público hacia los demás. Lo que debería ser entendido como un ejercicio de generosidad.

Pero no amigos, esto no es así. La percepción que tenemos de todos ellos, es –como dice alguno-, que son “casta”, pertenecen al “búnker” y son una “banda de ladrones organizada”. Nada menos que “organización criminal” hemos escuchado.

Ante esta situación, la pregunta es: ¿cómo no vamos a generalizar?, ¿pero de verdad hay algún político que luche verdaderamente por demostrar la honradez con la que actúan?

Hace unos días, se destapaba el “Caso Taula” del PP valenciano. Todos los concejales del Ayuntamiento de Valencia del grupo popular, serán investigados, -lo que antes era la imputación-. Casualmente –como pretenden que creamos-, la Excma. Rita Barberá –nada menos la afiliada número 3 del PP-,  no es investigada. Probablemente a consecuencia de su aforamiento como senadora. El PP dice mostrarse contundente contra la corrupción. Y sí, lo hacen pero a su manera. ¿Y cuál ha sido su manera? Nombrar a Rita Barberá como miembro de la Diputación permanente del Senado, es decir, que en caso de repetir elecciones, esta señora continuará como aforada y no se la podrá investigar como a cualquier otro ciudadano. Bonito premio le ha dado el Sr. Rajoy.

Pero… ¡No acaba aquí la novela!

Esta contundencia, -a pesar de haber sido mucho menos sonora-, fue la que también aplicó el PSOE con los expresidentes andaluces Chávez y Griñán en el caso de los EREs.

Ante esta situación, lo que resulta realmente increíble es que tanto PP como PSOE, se sometan a la tan pronunciada “regeneración” e incluso “refundación”. Reponen cargos con gente nueva, joven, preparada y honrada. Y son ellos los que salen a dar la cara cuando el partido o alguno de sus miembros se enfrentan a la justicia.

Surge, -de nuevo-, otra pregunta… ¿pero a qué esperan estos nuevos líderes para levantarse y gritar “¡Hasta aquí!”?

La responsabilidad de la desconfianza en las instituciones, es sin duda, de quien han ensuciado su nombre ROBANDO, con todas las letras. Pero también son políticamente responsables aquellos que realizando honradamente sus funciones, no se preocupan por defenderse. Se echan de menos declaraciones como la que una vez dijo Soraya Sáenz de Santamaría en un pasillo del Congreso: -“¡En mi puta vida he cobrado un sobre!”-

Estimados “corruptos honrados”, -refiriéndome a los nuevos líderes-, levantaros. Gritad: “¡Hasta aquí!”. ¡Defenderos! ¡Defender las instituciones!

Los ciudadanos podemos “castigar” con nuestro voto. Pero quien realmente puede limpiar toda esa porquería, sois vosotros, los que estáis dentro haciendo un trabajo limpio y honrado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: