El nacionalismo por encima de las vidas humanas

Vendakari jauna,

Lo cómodo es callar. Lo cómodo es no decir nada y asentir –o disentir sin tampoco abrir la boca-.

¡Pero ya está bien! Ya estamos hartos de que incluso en una situación excepcional como la que vivimos, al nacionalismo le siga cubriendo los ojos un tupido velo que no le permite poner las vidas humanas por encima de sus ideas.

Ya estamos hartos de declaraciones vacías, que dicen hacerlas en defensa de lo que ellos consideran “un ataque a nuestro autogobierno y a nuestras competencias”. Ya estamos hartos de que, ante cualquier situación, por excepcional o extraordinaria que sea, quieran seguir con la misma venda de siempre.

En los últimos días hemos visto cómo más de dos mil personas han fallecido en nuestro país a causa del coronavirus, y cómo el nacionalismo no ha cejado en su empeño de querer meter sus tentáculos nacionalistas en el asunto. -Sí, también en este asunto-.

Captura de pantalla 2020-03-23 a las 21.00.20

Han puesto, de nuevo, sus retrógradas ideas por encima de todo. Han puesto sus ideas por encima de las propias vidas humanas.

El Gobierno de España, –nuestro gobierno-, nos ha ofrecido a los vascos la ayuda del ejército –nuestro ejército-, para proceder a la desinfección de espacios públicos y para el montaje e instalación de hospitales de campaña. Hemos visto como las provincias y comunidades que nos rodean han aceptado dicha ayuda, y cómo el nacionalismo vasco ha jugado con la salud de todos los vascos rechazando la misma. Han puesto, de nuevo, sus retrógradas ideas por encima de todo. Han puesto sus ideas por encima de las propias vidas humanas.

Ante el ofrecimiento de ayuda, hemos visto un nacionalismo que hacía declaraciones y dejaba titulares como los siguientes: “No veo al Ejército por aquí. Podemos hacerlo por nuestros propios medios” (Andoni Ortuzar, Presidente del PNV); “Urkullu ve a Osakidetza y la Ertzaintza capaces de afrontar la crisis sin el Ejército”; “Urkullu no ve necesario instalar un hospital de campaña del Ejército”. Todo ello, al mismo tiempo que el personal sanitario de hospitales como Txagorritxu clamaban ayuda por la falta de material sanitario, y denunciaban la situación de colapso en la que se encontraban.

Frente a esto, un gobierno en Madrid que se encuentra preso del apoyo nacionalista, y sin la valentía para imponerse a tiempo y en el momento preciso. Y aquí en casa, un PNV cuyos socios de gobierno del PSE en el Gobierno Vasco, parecen vivir en otro planeta, criticando las actuaciones de Urkullu como si no formasen parte del mismo gobierno de coalición.

Qué ironía, que los españoles nos estemos enfrentando a una crisis sanitaria sin precedentes en nuestra historia contemporánea, y que los irresponsables políticos nacionalistas vascos, actúen con una supina irresponsabilidad, poniendo la mala política por encima de las personas, y sus rancias ideas por encima de la vida humana. Qué triste ironía. Qué triste realidad, que pongan el nacionalismo por encima de las vidas humanas.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: